miércoles, 5 de marzo de 2008

Pasamos la primera aduana de Moscú


El Barça está ya en cuartos de final de la Champions League, tras superar a un Celtic de Glasgow que quizás no fue un rival tan bravo como se anticipaba. Se consiguió la clasificación en un partido tan pobre y aburrido, que de él no vale la pena consignar nada más que el marcador: 1-0, gol tempranero de Xavi, con el que se ratificó el 3-2 del partido de ida… y a esperar el sorteo.

Por supuesto: el peor detalle de un partido de por sí prescindible, ha sido la enésima lesión muscular de Lionel Messi. Una desgracia que por poco me saca a mí también las lágrimas de desolación que provocó en el joven delantero argentino. Se perderá seis semanas, según han determinado los médicos blaugranas.

Sólo nos queda esperar que el tratamiento y la recuperación sean exitosos, y que al cabo de mes y medio lo veamos de nuevo en las canchas, derrochando su clase, dejando defensas tirados en el suelo por docenas y anotando goles espectaculares que nos levanten del asiento. Pero me preocupa mucho que aparte de recuperación física, esta vez se requiera un “algo más” para que Lionel alcance el tope de su rendimiento cuando pueda volver a jugar. Las lágrimas mientras abandonaba el campo son la prueba de que esta repetición de las recurrentes desdichas del futbolista han llegado a lastimarlo también en el aspecto anímico. Debe ser desesperante para un muchacho de 21 años, con condiciones futbolísticas estratosféricas, ver que las lesiones no lo dejan en paz y a cada rato lo vuelven a alejar de lo que más ama: el balón y el terreno de juego. Lionel ha demostrado siempre tener buena cabeza, ser tranquilo y no caer en extremismos; pero parece que ya no soporta más la frustración… es la hora, pues, de que se le ayude a que cuando su cuerpo esté al 100 por ciento, su mente lo esté también. Además, han surgido con insistencia las versiones de que el muchacho quizás no presta la suficiente atención al cuidado de detalles extrafutbolísticos que son determinantes para la carrera de todo jugador profesional; lo que al fin de cuentas contribuye en mucho a la reiteración de las lesiones. Por lo tanto, es buen momento para hacerle ver qué cosas está haciendo mal y conseguir que las solucione de una vez por todas. Porque si hay algo que amerita ser primordial en Can Barça, eso es el bienestar de Lionel Messi, un jugador destinado a llevar al club entero a los más elevados niveles de gloria futbolística por muchos años más; y si al fin de cuentas, alguna vez llega el momento (no lo queremos ver jamás) en que el cuerpo de Lionel no le permite más jugar al fútbol de máximo nivel, que sea por causa de la veteranía o el infortunio absoluto, y no por la falta de empeño y cuidado de quienes tienen que velar por la buena condición del jugador, empezando por él mismo. Porque lo primero sería una tristeza a sobrellevar con resignación; pero lo segundo, un pecado imperdonable…

¡Ánimos para Lionel! Que se recupere bien, que lo necesitamos al tope para el final de temporada, para ir dos veces al Bernabéu, una a sacarle de la cartera la Liga al maligno y la otra a levantar la Copa del Rey, y sobre todo, para liderar la expedición que irá a Moscú a reclamar la tercera “Orejona”


El enemigo, en cambio, va deportado…

A diferencia del Barça, el Real Madrid finalizó en la ronda de octavos de final su participación en la actual Champions League. Lo ha hecho a lo grande, perdiendo ambos partidos de la eliminatoria y demostrando que quizá su trabajo de la presente temporada los está conduciendo más en dirección hacia el desastre que hacia la gloria.

Y como si la catástrofe blanca no me provocara suficiente gozo, las esperpénticas declaraciones del entrenador, Bernd Schuster, en la conferencia de prensa post partido, no me dejan quitarme la carcajada de la boca. Su sensacional frase, “para mí no es una derrota; no clasificamos, pero no es una derrota”, es digna de que todos los futboleros la atesoremos en nuestra memoria, al lado de las geniales sentencias de Helenio Herrera, las sabias palabras de César Luis Menotti, las graciosas salidas de “Bambino” Veira y la inspirada filosofía de Jorge Valdano. Pero claro, no en el estante de la gloria, sino en el cajón de la vergüenza. ¡Ay, Schuster, qué bochorno…!

No hay peor castigo para el orgulloso y pedante que la humillación, sobre todo si se la inflige a sí mismo. Esta vez Schuster, ante el desastre, ha obviado absolutamente la autocrítica y ha incurrido en el ridículo, pues tal parece que su consigna es evitar a cualquier precio, reconocer que fracasó. Esta temporada, sintiéndose encumbrado al Olimpo al recalar en la casa blanca, escogió el camino de la soberbia y tras varios meses sintiéndose el rey del universo, la vida le empieza a pasar las facturas. Y le está empezando a ir como le toca ir siempre a la gente que no es buena porque no le da la gana: mal. Y aquí no acaba todo: todavía le queda fajarse a lo bruto a achicar en Liga, donde su bote, hasta hace poco un altivo yate de lujo, ya está haciendo agua en grande y sólo da muestras de que, o sigue contando con el auxilio de los árbitros, como el fin de semana pasado en Huelva, o en un parpadeo estará encallado miserablemente.


Buscá tu salvavidas, rubial y pedante alemán, que de seguir así, muy pronto pasarás de altanero patrón a desesperado náufrago…

4 comentarios:

Eduardo Garcia Lopez dijo...

Parece que el Madrid se tropieza siempre conla misma piedra.
En cambio el BArça, con un rival peor que la Roma, solvento bien.

PD. La Roma es un buen equipo, sin más.

PEP dijo...

bienvenido de nuevo crac! no te marches. Respecto al post, es que la frase de Bernardo no tiene ninguna logica. Han perdido estan eliminados. No se puede autoengañar porque perder en octavos es un palo. Y lo han reconocido jugadores, pedja y el presi...es un fracaso y una decepcion. Salduos cordiales amigo!

Gio Gaucho dijo...

lo peor ha sido la lesion de messi. en cuanto a lo de schuster a mi ya no me sorprende, me tiene mas que acostumbrado este impresentable.

saludos desde http://fiebreazulgrana.blogspot.com/

Brown de Adrogué Blog dijo...

hola amigos costaricenses, muy buen blog la verdad. sumensen a seguir mi blog. www.brown2000.blogspot.com
slds al gran pueblo costaricense y fanaticos del barca